Ensueño

 

En otras ocasiones me he preocupado por el desperdicio de buenos locales en donde se enclavan nefastos restaurantes, administrados por supuesto, por inoperantes empresas como las de gastronomía del poder popular y restaurantes de lujo. Los malos manejos de estos sitios han provocado elucubraciones en gente como yo de sus posibles usos y lo bueno que sería aprovechar soberbios espacios, muchas veces con excelentes ubicaciones.

No obstante no pude menos que interesarme al escuchar a un viejo amigo, directivo de un lastimoso restaurante habanero, hablar esperanzado en la posible cooperativización de su establecimiento y del entusiasmo que crea esta idea en la masa trabajadora del mencionado tugurio. Los cándidos trabajadores y su poco avisado jefe parecen existir en medio de una burbuja. Este último incluso comentaba que con el supuesto crédito otorgado por el banco se habilitarían los equipos de climatización y se adquirirían los insumos necesarios en las tiendas recaudadoras de divisas. Ya con estas medidas que se tomarían, confiaba en el retorno paulatino de clientes a sus desiertos salones…

Este entusiasta grupo por lo menos ya tiene la idea de que, de alguna manera, la propiedad privada es lo que funciona. Sin embargo, el desconocimiento de la actividad y los manejos económicos aplicados a ésta los hacen soñar despiertos en una utopía irrealizable ¿Con cuanto capital se imaginan que pondrían a funcionar un restaurante decente?¿Acaso no han visto las cuantiosas sumas invertidas en noveles salones en la ciudad?¿Arreglando viejos equipos de climatización y comprando vasos chinos en los departamentos de Todo x un precio van a competir los endeudados cooperativistas con los buenos y confortables “paladares” que están poblando la Habana?

Espero que el juicio retorne a la mente de mis compatriotas. Uno de los mejores cocineros que conozco está vegetando en un chinchal del que ostenta la titularidad, por compartir la ingenuidad de los soñadores de cooperativa. Cometió el error de confiar el éxito de un restaurante únicamente a su innegable talento y magnífica mano, cosa que falta también a aquella gente, para remate. Nadie se llame a engaño, el capital, puro y duro, es elemento indispensable para cosechar logros en la restauración moderna. Las economías más sólidas, en compañía de buenos conceptos de restauración, serán las que dibujarán el rostro futuro de la gastronomía en Cuba, y no optimistas vendededores de pan con pasta. Procuren su supervivencia solicitando un hueco en el fregadero si algún inversionista decide revivir a estos lugares muertos, tal vez trabajando duro les vaya mejor.Pero…¿jugar al empresariado colectivo escaso de fondos en este negocio tan competitivo?No me hagan reír.


Anuncios

Categorías: Artículo

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

One Comment en “Ensueño”

  1. 100 % Gusano
    abril 25, 2012 a 1:44 pm #

    No comparto esa idea. He visto, me constan, negocios de comida surgir de la nada.

    El capital inicial no es lo más importante, lo más importante sigue siendo la comida: buena, fresca, muy rica. Yo diría que en orden de importancia: calidad de la comida-servicio-precios y por último la decoración y otras hierbas aromáticas.

    Cerca del lava-auto habían unas personas que vendían pescado frito debajo de un toldo. El pescado permanecía en coolers con hielo, no congelado.

    Vino una ventolera y arrancó todo. Pero la gente seguía queriendo comerse un pescado frito mientras esperaba por la limpieza del carro. Entonces tuvieron que ponerse a freir a la interperie.

    Vi levantar ese lugar de la nada. Hoy es un agradable local, de cemento, enchapadas las paredes en piedra, con aire acondicionado…. PERO, ahora tiene dos turnos y adivina qué… ¡El turno que tiene al personal de antes es el único que se llena!!!!!

    Al principio, este negocio era un satélite del lavaautos. Hoy el lavaautos es satélite del restaurante. Voy a comer pescado frito como lo hace fulano y mientras espero la comida mando a lavar el carro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: